Esos rizos locos

13.1.06

Pilates

Bueno, siguiendo mis buenos propósitos del año de hacer más deporte, me he apuntado a Pilates.
La verdad es que este año estaba bastante frustrada porque no me había podido apuntar ni a Bailes de Salón ni a Tai Chi. No había plazas en el centro cultural y tampoco hay otros sitios en el barrio donde poder hacer esas actividades. Fui en navidades a ver cómo iban las listas de espera y resulta que habían propuesto la actividad de Pilates en la hora a la que el año pasado íbamos a baile (que este año no había salido grupo). Había oído hablar a gente que lo hacía y que estaba encantadísima, así que me informé un poco...
"Mejorar la flexibilidad, fortalecer las articulaciones y alcanzar la armonía entre el cuerpo y la mente. Esto es lo que promete uno de los métodos de ejercicio físico que más ha revolucionado el panorama del fitness y la rehabilitación. Basado en la gimnasia correctiva, este sistema, que lleva el nombre de su creador, Joseph Pilates, permite acelerar la recuperación tras una lesión y mejorar las secuelas de trastornos como la osteoporosis y la escoliosis.
Pilates reúne la filosofía del ejercicio occidental -más dinámico y centrado en la física muscular- con la oriental, que trabaja el control corporal y la fluidez, basándose en la respiración y la relajación activa.

Los principios de Pilates son:

- Control (para evitar lesiones)
- Precisión (que deriva del control)
- Flexibilidad (ningún movimiento debe ser rígido)
- Fluidez (ni muy rápido ni muy lento)
- Respiración (coordinada con los ejercicios)
- Control mental (la mente es indivisible del cuerpo)

El método busca el alargamiento, la flexibilidad y la tonificación de los grandes grupos musculares, sin olvidarse de los pequeños músculos profundos. Cuenta con más de 300 ejercicios, con otras tantas variantes, que en su mayoría se realizan tumbados sobre una superficie especialmente acondicionada para evitar presiones sobre músculos y articulaciones.
Uno de los principales objetivos del método es fortalecer el centro de gravedad del organismo, lo que Pilates denominaba ‘powerhouse’ (centro o casa de poder), que se encuentra en la zona abdominal y lumbar. Al fortalecer esta zona se puede proteger la columna, se mejora la estabilidad del cuerpo, se consigue un mayor control abdominal y se potencia la respiración al dinamizar el diafragma torácico."


Suena interesante ¿eh? Pues eso mismo pensé yo. Además es del tipo de ejercicio que puedo realizar sin que mi rodilla se queje y que a mi espalda también le va a sentar estupendamente. A su vez no me aburre como me ocurre con el ir a hacer aparatos al gimnasio.
Hoy es el primer día que he ido y ciertamente puedo hacerlo pues no se salta, ni bota, ni rebota... Me recuerda en algunas cosas al Tai Chi, sobre todo en la importancia de la respiración. Sin embargo mi espalda anda dándome la murga desde que me caí por las escaleras y se me han ido formando contracturas en la espalda que con el tiempo parecen más bien un gurruño. Así que a ver si mejora y puedo disfrutar más las clases.
Es curioso, pues me pasa como cuando iba a Tai Chi, que como es por la mañana voy con señoras que podrían ser casi mi madre y soy "la niña" (¡¡a mi edad!!jeje). No se trata para nada de un ambiente de chulos de gimnasio, aunque, hay algunas que están super-en-forma porque van a aerobic, yoga y todo lo que se les poner por delante.
Por cierto, que mi otro propósito de perder peso tampoco va mal. Ya he perdido un kilo desde que me pesé tras el roscón y me llevé las manos a la cabeza, pues en dos meses he cogido mucho peso... Bueno, a ver si puedo seguir en ello, porque con eso de que este año las fiestas han caído en fin de semana, aún tenemos cenas pendientes y luego empieza la campaña de cumpleaños: Emilio, Tereva, el mio... Ufff!!

1 Comments:

At miércoles, marzo 01, 2006 5:52:00 p. m., Anonymous ana said...

jolin, como para romperse!!!!. Esto es de escribir en el blog, engancha...

 

Publicar un comentario

<< Home