Esos rizos locos

6.2.06

"La fuente de agua dorada" o grifo de cerveza

Bueno, pues aquí sigo con la tesina a pesar de todo, aunque bien es cierto que a un ritmo bastante más lento, pues estaba muy saturada y además ya no tengo la misma prisa que tenía antes, así que a ver si tengo noticias de Caja Madrid y puedo hacer algo más provechoso.
En estas estaba yo el sábado, cuando de repente llamó Furni a ver si nos animabamos a ir a pasar el día a Alcalá e irnos de tapeo por allí el domingo. Lamentándolo mucho tuve que decirle que me temía que debía ser una persona responsable y no podía perder todo el día en esas lides... cosa que, por otra parte, me hubiera encantado.
Finalmente cambiaron los planes: ir de visita a ver la casa de Bea, es decir, la villa Pin y Pon, y luego tomar unas cañitas y unas tapitas y... todo lo que se pusiera delante de comer o beber. Así que comentando el asunto con mi santo... decidimos que comer había que comer de todos modos y si en vez de pasar el tiempo cocinando lo dedicabamos a disfrutar de unos aperitivines domingueros con la delegación coorita madrileña + el embajador catalán, pues como que mejor.
Así que cuando los estomagos comenzaron a rugir, fue la señal para encaminarnos hacía la casa de Bea y cuando ibamos llegando, llamamos para que nos indicaran donde estaban más exactamente, ya que la parte de ver la casa nos la saltamos, pues ya hemos estado allí varias veces.
El panorama que encontramos al llegar era digno de ver: Night, Imei, Haplo y Furni rodeando una mesa con su propio grifo de cerveza, del cual colgaban todos ellos como posesos... Bea no, por el único motivo de que había ido a buscarnos y entraba de nuevo con nosotros, pero en cuanto llegó, procedió a ponerse al día, seguida de mi señor marido. (Evidentemente los de la foto no son ellos, pero es una fotografía ilustrativa... esta gente es mucho más civilizada).
En la pared había un panel digital que iba marcando los litros consumidos y cada cinco litros se tenía derecho a una ración gratis. No sé cuantos litros habían bebido cuando llegamos, pero sí los que marcaba cuando nos retiramos dos horas después... 17 litros!!
Sumen, resten, cuenten con los dedos de las manos y unos cuantos de los pies, hagan todas las operaciones matemáticas que gusten, pero no será ni un litro menos...
Entre medias: miles de raciones que desaparecían como por arte de magia según llegaban a la mesa. Parece que teníamos hambre, vamos... pero mucha... vamos, algo fuera de lo normal. Pero había algunos que también tenían sed...
Yo, como tenía que conducir el coche de vuelta y seguir con la tesina por la tarde, por no comentar que la cerveza no me gusta ni pizca... pues pase una estupenda comida a base de Coca-Colas Light. Esto me llevó, en cierto momento, a "abstraerme" en mi helado de chocolate e ignorar el resto del mundo cuando se dedicaron a tirarse bolitas de servilleta o meter trocitos de pan en los vasos de los otros, cuando no se pegaban collejas o similares los unos a los otros.
Por otra parte, cabe destacar la capacidad de Furni para concentrarse en un objetivo, ya que intentaba contar un chiste de Juan "Tanariz" y unos alienígenas a toda costa, pero sin gran éxito, ya que los demás le acribillaban a preguntas absurdas cada vez que comenzaba... "¿Pero quién es ese?, ¿qué es un alienígena?, ¿los alienígenas eran verdes?, pero... si Juan Tamariz es mago ¿qué hace con los alienígenas? y ¿los alienígenas como se llamaban?..." Como diría Jesulín... en dos palabras: ¡¡im- presionante!! ¡¡Qué paciencia, señor!! y el chico respondiendo a las preguntas, volvía a empezar para que nadie perdiera el hilo del principio del chiste. El caso es que creo que que no paró hasta conseguir contarlo entero, aunque realmente no recuerdo nada del resto de la historia.
Sobre las 6 o así nos dispersamos y volví a casa a ponerme otro ratito con la tesina, aunque debo confesar que poco para no faltar a la verdad...
Si alguien quiere completar, existe una versión alternativa a esta crónica en el blog de Imei con fecha del 6 de febrero.

2 Comments:

At sábado, marzo 11, 2006 11:49:00 p. m., Anonymous borja said...

Pero vamos a ver, tu no te habías graduado ya como en las pelis americanas? ¿Cómo puede alguien graduarse sin haber entregado la tesina? Para que luego digan que no regalan los títulos en estas escuelas en las que hay que pagar un ojo de la cara... :pp

 
At domingo, marzo 12, 2006 1:33:00 p. m., Blogger Yadil said...

A ver, veo que no lees con atención... el título que me dieron es simplemente un papel que servía para hacer el paripé y que ni lleva mi nombre ni el de mi master, pero eso les evita confusiones en la "ceremoña". Cuando entregue la tesina y la corrijan, me darán el título de verdad verdadero.

 

Publicar un comentario

<< Home