Esos rizos locos

3.2.06

Premios TP de Oro ¿o era la graduación?

Bueno, finalmente llegó la graduación tras el tremendo follón de... terminaré a tiempo o no... me darán el título o no... qué me pongo... me compro algo o no... no quepo en mis vestidos ni en mis faldas chulas (ya se sabe lo terribles que son las navidades y tal en este sentido...).
Sólo podían ir dos personas, así que vinieron mi madre y mi señor marido, que son los que más me han tenido que soportar cuando andaba como loca con los trabajos del master y luego supercansada por estar yendo los viernes hasta las 10 de la noche, de manera que llegaba a casa casi a las 11 y los sábados madrugando para estar en Pozuelo a las 9 de la mañana... cuando no tocaba por la tarde también... Las reuniones de grupo para hacer los trabajos, las noches sin dormir, los fines de semana que no nos hemos podido ir a ninguna parte porque tenía master... en fin!! unos santos.
Pues una vez en el Palacio de Congresos del Campo de las Naciones, van y nos plantan una banda en forma de V en el cuello que vamos, muy universitario todo, ya a mi edad... ¡¡jeje!! Después nos pasaron al salón de actos y nos sentaron por orden de master y alfabético y a los acompañantes en un sitio diferente más atrás. Aquello parecía la entrega de los premios TP de Oro (que además creo que realmente se celebran allí), es un sitio enorme (parezco recien salida del pueblo, ¿eh? pero de verdad que aquello es tremendo) y el escenario montado con un atril al que se iban acercando los distintos ponentes y tal. Yo pensaba que en cualquier momento alguien iba a decir... "And the winner is..."
Después de "nosecuantas" intervenciones aquello terminó con un acto en el que que nos fueron nombrando uno a uno a los más de 700 alumnos de diferentes masters que nos graduabamos... sobre todo esta última parte se hizo un tanto eterna, a pesar de que intentaran hacerla lo más dinámica posible y fueramos pasando a recoger el diplomilla "de coña" a medio correr, de manera que nos lo daba el señor que nos quedaba justo enfrente en la mesa de presidencia... A mi me lo dió Álvarez del Manzano. En esos momentos un ligero escalofrio me recorrió de arriba abajo pensando en que pudiera arrancarse a cantar un villancico o algo similar.
Cuando terminó la entrega y conseguimos que nos hicieran una foto de grupo, los últimos.... fuimos al encuentro de nuestros sufridos familiares que además de habernos soportado durante el master, les tocó soportar la graduación como una última prueba de amor, en mi caso maternal y conyugal ¡¡Pobriños!! al menos nosotros estabamos de cháchara con el compañero de al lado mientras esperabamos a que nos nombraran.
Si alguien está interesado en una crónica más formal... puede leer la nota de prensa de ESIC.
Al menos la cosa terminó con un suculento cocktail, aunque lo de estar de pie con los tacones llega un momento que cansa... es lo que tienen los tacones.

3 Comments:

At miércoles, marzo 01, 2006 5:38:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

mi primer comentario, que mayor que soyy... y que lista... lo he logrado yo solita. Y todo para decir: Sí, que coño, que me lo creo, que son muy pijos los de Esic

 
At miércoles, marzo 01, 2006 5:45:00 p. m., Anonymous ana said...

coñi, que el comentario es de Ana,a partir de ahora aais, que no se donde puñetas se pone el nombre

 
At miércoles, marzo 01, 2006 5:48:00 p. m., Anonymous ana said...

Y esto lo lee mucho gente?? donde se borraaaa

 

Publicar un comentario

<< Home